Crean concreto que ayuda a cuidar el medio ambiente

concretoJesús Cervantes, Director General de Concreto Poliamídico, es además de un emprendedor, un investigador que cree en los beneficios de la ciencia aplicada y desde hace varios años busca revolucionar el uso de materiales como el carbono, “una maravilla natural del mundo de los materiales, destinado a transformar nuestra vida”, expresa.

Todo surgió al buscar solución a un problema de contaminación en los concretos hidráulicos premezclados que comercializaba. Al analizar los componentes de la mezcla, Jesús encontró que los materiales contaminantes de la mezcla inicial eran el factor positivo en la resistencia del concreto y que ese mismo elemento, considerado “desperdicio”, era titanio.

“Habíamos encontrado un elemento superabundante y accesible que en el país ha sido acaparado por una empresa extranjera a cambio de centavos. Ellos transformaban ese material y lo vendían a catorce dólares la libra”, dijo.

Después de infinidad de pruebas y basados en principios de la física cuántica que no han sido aplicados, Cervantes y un equipo de expertos nacionales e internacionales, obtuvieron una mezcla dos veces más resistente, a un costo menor y mucho menos contaminante al no depender de residuos fósiles.

“Los elementos del concreto poliamídico reaccionan permanentemente, a nivel molecular, permitiendo la eliminación natural de los agentes contaminantes que chocan contra la superficie del concreto como son: hidrógeno, nitrógeno y carbono, liberándolos en su forma más natural y amigable con el medio ambiente. Con el desarrollo de esta mezcla de manera natural hemos logrado reducir la contaminación en ambientes controlados hasta en un 60%”, señala Cervantes.

En 2013, Cervantes solicitó apoyo a la Coordinación de Propiedad Intelectual de FUMEC para proteger su invento. “FUMEC apoya a las empresas e investigadores mexicanos, la prueba de ello es que ya hemos presentado nuestra primera solicitud de patente con su ayuda y vamos a presentar la segunda”, aseguró.

Con el apoyo de la aceleradora TechBA, también programa de FUMEC, Cervantes desarrolla un plan de negocios global. El director de Concreto Poliamídico considera que el impacto social y económico que podría generar esta invención es muy importante ya que el mercado del concreto nacional es acaparado por una sola empresa y las ventajas competitivas de su nuevo material son muchas, tomando en cuenta que estamos asistiendo al cambio tecnológico más importante de nuestra era con la incorporación de las tecnologías limpias en la industria.

La empresa tiene en puerta una segunda solicitud de patente y ya ha marcado una clara delantera que le permite proteger y explotar sus derechos a nivel nacional e internacional con el Protocolo de Madrid y el de Kyoto.

Concreto Poliamídico busca que esta innovación repercuta en la calidad de vida para la sociedad al proporcionar estándares internacionales en la construcción de nuevas ciudades, respetando el medio ambiente y fomentando el progreso en la aplicación de tecnología en el control de la contaminación.

Por Y.Olivé