Emprende sin fronteras

Hablar de emprendimiento disruptivo es retar el paradigma de la propuesta de valor, es cambiar tu visión para emprender sin fronteras y empezar a buscar dónde puede crear un mayor impacto tu producto o servicio.

La disrupción se divide en tres niveles: modelo de negocio, producto y proceso. El objetivo es generar varias soluciones para un problema, de una manera más competitiva, de una forma más simple, a mejores precios y con mayor usabilidad para su mercado final.

Al lograr establecer un plan es posible visualizar un modelo de negocio distinto que por medio de la innovación de su producto o servicio, de su competitividad y de sus costos va a lograr un diferenciador que permita a los emprendedores escalar en la industria.

Lo más importante es estar conscientes que cuando entran a un mercado global deben tener un plan que les ayude a sobresalir. La importancia de conocer el mercado objetivo, segmentarlo, desarrollar  inteligencia de negocios y estrategias de crecimiento son aspectos clave que han generado casos de éxito por medio de procesos estructurados para que las empresas visualicen distintos caminos, generen una estrategia de crecimiento global y la aceleración de modelos de negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *