Competencias emocionales: fortalezas indispensables en el perfil de un CEO

*90% de los ejecutivos que fallan en puestos de alto nivel, lo hacen por falta de las competencias emocionales necesarias.

 

Para dirigir una gran empresa con éxito, hoy ya no es suficiente tener un currículo de estudios impresionante, o una gran cantidad de conocimientos y habilidades técnicas. De acuerdo con Eduardo Taylor, Socio Director de CTPartners México, el perfil de un CEO o alto ejecutivo triunfador se distingue hoy en un 80% por sus competencias emocionales.

“Aunque indudablemente, un ejecutivo debe tener mucho conocimiento del sector en el que trabaja y un probado desempeño administrativo –a lo que ayudan los buenos estudios y la experiencia– para ocupar un puesto corporativo de alto nivel, esas habilidades no son la única garantía de éxito en un ámbito de trabajo, sino solo un factor para el logro de sus objetivos, un ‘boleto para el baile del CEO’. Con las competencias emocionales, ese ejecutivo podrá realmente bailar, y con ambos tipos de competencias –intelectuales y emocionales– podrá tener los mejores bailes”, afirma el ejecutivo, quien tiene 17 años de experiencia en la búsqueda de talento ejecutivo.

Eduardo Taylor define las competencias emocionales como aquellas conductas o descriptores de personalidad que le permiten a un ejecutivo un mejor conocimiento intrapersonal, al igual que un excelente manejo interpersonal y del entorno laboral, que le permiten encajar mejor en un puesto o empresa en particular.

Estas pueden ser sus características personales (ser positivo, o contagiar buen humor y energía, por ejemplo), motivaciones, adaptabilidad, habilidades de comunicación, capacidad para negociar y resolver conflictos, aprender de los fracasos, encajar en un grupo de trabajo, y su capacidad de motivar e influir en los demás, su actitud ante las cosas, entre otras.

“La preparación académica de un ejecutivo es importante, pero no es definitiva al momento de considerarlo para un puesto de alto nivel. Resulta impresionante que un 90% de los altos ejecutivos que fallan en sus organizaciones, lo hacen precisamente porque nunca encajaron bien en el puesto”, indica el experto.

¿Cómo determinar, entonces, si un ejecutivo tiene el perfil del CEO que requiere una empresa, basándose en sus competencias emocionales? Para Eduardo Taylor, estos son los principales indicadores al buscar la persona ideal:

1. Se debe conocer perfectamente la visión de lo que se quiere del negocio.

2. Se debe saber cuál es la estrategia para llevar a cabo esa visión del negocio.

3. A partir de esa estrategia, serán las competencias emocionales (soft skills) que requerirá el perfil del CEO; el ejecutivo/candidato que mejor se ajuste a ella, es el que tendrá más posibilidades de éxito.

4. Esos candidatos ya deben haber pasado el primer filtro de las competencias intelectuales y técnicas (hard skills) requeridas por el puesto.

“Es importante que los ejecutivos mexicanos tengan en cuenta que no es suficiente tener una carrera ascendente, un crecimiento en su nivel de ingresos y una red de networking: para llegar a CEO, o su equivalente en el sector público, hay que demostrar tener capacidad de relacionarse con diferentes personas, saber trabajar en equipo, tener tolerancia a la frustración, empatía e influir en los demás de manera positiva. Esas capacidades no se enseñan en las universidades, pero pueden marcar la diferencia”, finaliza el socio director de CT Partners en México.